DONACIÓN DE ÓRGANOS

En Colombia, la donación de órganos todavía no goza de la suficiente aceptación por parte de las personas, a pesar de  las campañas que alrededor de ello se gestan. Enfrentarse a la muerte de un ser querido y aparte de eso, pensar en la opción de utilizar algunos de sus órganos para salvarle la vida a otro, muchas veces  desconocido, es una decisión difícil de tomar. Lo más importante es educar a la sociedad en torno a éstos temas con profesionalismo, con el mayor tacto posible, pues la donación y trasplante de órganos es una oportunidad para miles de personas enfermas, además de ser la única salida.

Un donante puede salvarle la vida a cerca de 7 personas, es decir, una gran oportunidad para aquellos que todavían hacen parte de las listas de espera de donación. En Colombia existe una ley que reglamenta los trasplantes y la donación de órganos, los hospitales que pueden realizar los procedimientos, los criterios para diagnosticar la muerte encefálica del posible donante y la gratuidad de la donación siempre y cuando las personas, en vida, expresen su deseo de hacerlo o los familiares tomen esta decisión.

Para ser donante voluntario sólo hace falta comunicárselo en vida a los familiares, estar sano al momento de fallecer, no haber padecido SIDA, Hepatitis, Cáncer u otras enfermedades infecciosas, tener entre 2 y 65 años de edad. Al diagnosticársele al paciente muerte encefálica, es decir, pérdida total de las funciones cerebrales y no mostrar mejoría alguna en los días siguientes, la familia puede tomar la decisión de donar los órganos de su ser querido, luego se procede a extraer los órganos que éste tenga en buen estado para realizarle estudios de compatibilidad a los pacientes que se encuentran en la lista de espera.

Los pacientes que mueren fuera del centro hospitalario,  que no tienen sus órganos conectados a máquinas especiales y éstos mueren con la persona sólo se pueden utilizar órganos y tejidos como piel, córnea y huesos.

Así como se pueden extraer órganos de personas fallecidas, éstos procedimientos tambien se pueden llevar a cabo con donantes vivos, siempre y cuando exista un alto grado de compatibilidad, es decir, ser familiares de primer grado de consanguinidad.




Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

A %d blogueros les gusta esto: